Una tecnología para entender con facilidad documentación legal

Ocho de cada diez personas tienen problemas para comprender un contrato bancario. Un 40 % ni siquiera logra entender las comunicaciones que les remite su entidad. La falta de educación financiera y la complejidad del lenguaje técnico empleado en este tipo de contratos dificultan la comunicación entre empresas y clientes y multiplican la probabilidad de reclamaciones. ¿Y si existiese una forma de simplificarlo todo para que los usuarios estuvieran mejor informados y las empresas, más satisfechas?

Esa es la idea que hay detrás de Easydoc, una plataforma que combina las técnicas de diseño legal (legal design) y la tecnología de firma digital para explicar y firmar cualquier contrato o documentación legal digitalmente. Con esta herramienta, las complejidades de los contratos se transforman en materiales audiovisuales que facilitan la transferencia de información. Desarrollada por la start-up Maddilegal, Easydoc ha sido uno de los proyectos protagonistas del SpinUOC, programa anual de emprendimiento de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Las dificultades de entender un contrato

El 81 % de los españoles asegura haber firmado un contrato sin entenderlo por completo. El 40 % señala además que, directamente, no es capaz de entender los comunicados que le remite su entidad bancaria. Los datos forman parte del último informe de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorros y Seguros (ADICAE), que también indica que el 48 % de los usuarios encuestados reconoce tener una competencia financiera baja o muy baja.

Por otro lado, según datos de la evaluación de competencias de adultos (PIAAC), elaborada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), casi uno de cada tres adultos españoles no es capaz de leer y entender textos largos y complejos ni de comparar información. Todo esto hace que las empresas pierdan recursos (sobre todo, tiempo y dinero) explicando los contratos y afrontando reclamaciones de sus clientes, y que el servicio a los usuarios sea de peor calidad.

Easydoc, tecnología para facilitar la comunicación

«Un día nos dimos cuenta de que las personas de nuestro entorno tenían muchos problemas para comprender la documentación legal, y a mí personalmente se me consultaba a menudo», explica Antonio Rodas Pinilla, jurista y uno de los fundadores de Maddilegal, la empresa detrás de Easydoc. «Los abogados y las agencias que elaboran contratos visuales existen desde hace años, pero nuestra herramienta es la primera que consigue hacer que su uso sea rápido, flexible y asequible para el gran público», indica Rodas, quien ha estudiado el máster universitario de Abogacía, de los Estudios de Derecho y Ciencia Política de la UOC.

Easydoc es una plataforma que permite a las empresas explicar y firmar los contratos con sus clientes de forma visual, sencilla e intuitiva. Además, ha logrado automatizar la personalización del contrato, por lo que cada una de las visualizaciones se adapta al usuario que vaya a firmar el documento sin necesidad de que la empresa tenga que modificar nada o incorporar información extra.

«Las empresas que utilicen nuestra plataforma notarán un incremento del 76 % en la velocidad de lectura, del 53 % en la comprensión de la información relativa al contrato y del 60 % en la concentración, así como una reducción del esfuerzo del 62 %«, detalla Rodas Pinilla. «Hemos logrado que las empresas transmitan una mayor sensación de transparencia y cercanía a sus clientes. Es más, los usuarios que prueban la plataforma no quieren volver a leer contratos tradicionales, por lo que se trata de un activo fundamental para atraer y retener a los clientes», añade.

Easydoc se incorpora fácilmente a la web o infraestructura digital que utilice la compañía. Por parte del cliente, su uso también es sencillo. El usuario accede a la plataforma de Easydoc a través de un enlace autogenerado, tras lo cual puede visualizar la información contenida en el contrato en diferentes modalidades (visual, vídeo o audio). A continuación, simplemente debe rellenar sus datos, revisar el documento final en formato PDF y firmarlo digitalmente. Finalmente, recibe el contrato por correo electrónico.

Legaltech: emprendimiento en el sector jurídico

El diseño legal es un movimiento en claro crecimiento, una corriente de innovación legal que busca aplicar los principios del pensamiento de diseño (una forma de trabajar que maximiza la creatividad) para lograr que la información legal sea más accesible y más fácil de entender para la audiencia. «Surgió en el mundo anglosajón hace unos años. Allí se dieron cuenta de que, si sustituíamos el vocabulario técnico-jurídico complejo por otro más sencillo y acompañado de elementos visuales, las relaciones entre los operadores jurídicos se volvían mucho más ágiles a la par que disminuía la litigiosidad en torno a las relaciones pactadas», explica Antonio Rodas.

Inspirados por este movimiento, los fundadores de Maddilegal desarrollaron su primera herramienta, Easydoc. Sin embargo, este no es el único proyecto que tienen en mente. El equipo —formado, además, por Vicente López, programador y matemático computacional y también cofundador de la compañía, y David Gámez, director de arte y encargado de crear los diseños atractivos para los documentos— está también muy centrado en la aplicación de la tecnología al sector legal (el llamado legaltech) y en las posibilidades que ofrece la inteligencia artificial.

«Nuestro objetivo ahora es probar el producto en el mercado y recabar datos. Hasta el momento, el desarrollo se ha producido en entornos controlados, pero necesitamos comprobar su funcionamiento en un entorno libre. Es decir, estamos buscando empresas con las que colaborar en la implantación de Easydoc», afirma Antonio Rodas. «Así, participar en el SpinUOC ha sido una carta de presentación increíble para dar a conocer nuestros proyectos», señala sobre el programa de emprendimiento de la universidad impulsado por la plataforma Hubbik.

Este proyecto favorece el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) 9, construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización sostenible y fomentar la innovación.

Nota de Prensa UOC.

Ir arriba