Seguros deportistas

Así como en los últimos años las estadísticas indican un enorme crecimiento en el interés por las la posibilidad de practicar una enorme cantidad de deportes, sin importar la superficie, como puede ser la nieve, la arena, y demás. Luego, son muchas las personas que se encuentran igualmente interesadas en contratar seguros que les permitan estar tranquilos de realizar esta actividad y que una lesión luego no les deje sin trabajo ni nada por el estilo.

Por este motivo, considerando justamente la enorme cantidad de pedidos al respecto, es que muchas de las principales aseguradoras, ya no sólo españolas, sino de toda Europa y también de América, comenzaron a estudiar el riesgo de incidencia de accidentes y traumas, para establecer pólizas de acuerdo al riesgo inherente que tiene cada tipo de actividad, y que se coordina con el centro de entrenamiento u ocio, y la persona que quiere contratar el seguro.

Por ejemplo, en la categoría primera, se consideran los deportes que no mantienen contacto físico, y que obviamente son menos riesgosos. El caso paradigmático entre ellos es el ajedrez, pero también se consideran otros como por ejemplo el billar, los bolos, la danza, diferentes juegos de mesa, el tenis, el voleibol, el patinaje, y hasta la pelota paleta.

En la segunda categoría, en tanto, podemos encontrarnos con aquellos deportes que mantienen contacto físico, pero sin ser el objetivo del mismo. Por ejemplo, el fútbol, el básquet, el senderismo, el handball, y demás.

En el tercer escalón nos encontramos con los deportes que ya poseen un alto riesgo. Por ejemplo, todas las actividades relacionadas con el fisicoculturismo, además del karate, la natación, el rugby, el tiro con arco, y el triatlón.

La última categoría, como es de esperarse, corresponde a los deportes con riesgo extremo, como por ejemplo el paracaidismo, la aviación, el automovilismo, el esquí acuático, los saltos ornamentales, la pesca en mar abierto, etc. En estos se considera que existe un riesgo efectivo de perder la vida, y por eso se pagan más caros, y las bonificaciones son mayores.