El director de Comercio Exterior en la Comunitat Valencian, Juan Font y el representante de Banco Sabadell en Turquía, Vicente Balbín coincidieron en expresar que las empresas de Castellón deberían mirar a Turquía como a un gran mercado que les permitirá dar el salto de calidad esperado.

Las declaraciones se dieron en el marco de una jornada en la Cámara de Comercio, cuyo tema central fue la conquista del mercado turco.

Balbín expresó que “la gran estabilidad económica y política que vive el país tras las últimas elecciones del país, y que han sido un revulsivo para consolidar “su crecimiento”, donde las inversiones extranjeras son prioritarias, unidas a su gran tradición industrial”.

Tales palabras están apoyadas en el echo de que Turquía fue el sexto receptor mundial de fondos extranjeros en 2006.

Por su parte, autoridades del Banco Sabadell opinaron que la industria de la cerámica (principalmente la maquinaria) y el sector de la construcción son ideales para invertir en Turquía.

Por último se encargaron en remarcar dos aspectos fundamentales: En primer lugar la buena imagen española y en segundo lugar la agilidad de los trámites para establecerse en tierras turcas. En solo un mes la empresa queda constituida con todos los requisitos, algo similar a lo que ocurre en Madrid …

Compartir
Artículo anteriorEl euro sigue creciendo respecto al dólar
Artículo siguienteCaja España se lanza al camino
Abogado, redactor/guionista y bloggero, escritor y lector de lo relacionado a Educación Financiera y finanzas personales, un ahorrador nato que desea compartir sus experiencias positivas a través del Internet, y al que también le gustan los videojuegos, y pasar el rato con un buen rock en español