bourne.jpgLanzo una idea que, sin embargo, no la he tenido dierctamente yo ni seguramente seré el único. Y con ella emplazo un pequeño reto a quienes quieran atraparla, mejorarla, complementarla y calificarla como típica de la web 2.0.

Lo ha dicho el propio protagonista (Matt Damon) de la trilogía sobre Jason Bourne que está triunfando en las carteleras de todo el mundo: “Lo más probable es que Bond fuera uno de los que persigue a Bourne” (enlace). Pues a mí me gustaría ver esa película, Bond contra Bourne, Daniel Craig versus Matt Damon.

Reto para guionistas pero también aprovechable para una manera diferente de hacer las cosas, de proponerlas, de idearlas, de desarrollarlas e incluso de financiarlas mediante inversores grandes y pequeños.

Y, también, una puerta abierta para que las grandes productoras se libren de problemas porque dentro de nada cualquiera puede hacerles la competencia, quitarles negocio mediante propuestas novedosas o visionarias. Incluso yo con esta pequeña “paranoia”. Ya me contaréis que os parece.