Visa inició victoriosa su presencia en los mercados: pasó de uns costo de 44 dólares por acción a una cotización de 60 dólares. Una ganancia de 36% en una sola jornada.

La opa más exitosa de la historia reciente ha significado una ganancia por venta de acciones ordinarias de clase fue de 17.860 millones de dólares.Los precios de las acciones rebasaron con mucho las estimaciones de Visa (entre 37 y 42 dólares por título).

Visa es la marca de tarjetas de crédito con mayor penetración en el mundo: emite un 32% más de tarjetas de crédito que sus competidores juntos, y cubre una cuota de mercado de 90% en Europa, 67% en USA, 75% en América Latina y 73% en la zona asiática.

Como nota curiosa, uno de los asociados de Visa, JP Morgan, se lleva una tajada de 1.250 dólares, cinco veces más de lo que ofreció por Bearn Stearns esta semana.

Las poseedores de tarjetas de crédito no participan de estas espectaculares ganancias, pues no son los créditos los que cotizan en bolsa, sino la plataforma tecnológica que realiza las transacciones, Visa. No cotiza una operación, sino el sistema que le permite existir.