yoigo.jpgImaginemos que esta historia es cierta y que el proyecto de un bloguer presuntamente anónimo ha captado la atención de una compañía decidida ahora ha escuchar el posible proyecto. No estaría nada mal, ¿verdad?.

No sólo por lo que supone de ganancia para los blogs y su prestigio sino porque además abre la puerta a los emprendedores y personas que tienen algo que aportar al mundo de los negocios sin necesidad de títulos, cargos o contactos. Sería bonito, en suma, si no se trata de una treta comercial o de una técnica del malusado márketing viral. Quizá deberíamos esperar a comprobar que no hay engaño ni nada parecido pero es una noticia esperanzadora. Un pequeño rayo.