-

20 gastos que puedes deducirte como autónomo en la declaración de la Renta




La campaña de la Renta 2020 ya casi está aquí, en concreto comienza el 1 de abril. Toca otra vez realizar la declaración y recopilar el interminable listado de gastos y deducciones en el caso de que seas autónomo. Aún así hay trabajadores por cuenta propio que no conocen algunos costes que pueden descontarse debido a que están relacionados con su sector, ya sea desgravándose el IVA o bien, insertándolos como gastos. En este artículo te indicamos 20 gastos, desde los más normales hasta los más novedosos…

En primer lugar, están los gastos más comunes: entre ellos destacan la gasolina, los viajes de negocio, las dietas, los billetes del transporte público, el material de oficina, el coche, el móvil del trabajo y la factura telefónica. A todo material que se adquiera para la oficina (carpetas, libretas, bolígrafos, clips…) se le puede desgravar el IVA. En el caso de la gasolina y el coche para el trabajo (será necesario estar dado de alta en una actividad de transportes de mercancías o de personas, de autoescuela o de agente comercial), será necesario demostrar debidamente que el uso es, principalmente, para realizar la actividad profesional. Mientras, presentando las facturas correspondientes, la factura del móvil, el propio teléfono y los billetes del transporte público podrán ser deducidos en la declaración de la Renta.

“La gasolina, los viajes y las dietas son gastos deducibles que ya son conocidos por la mayoría de autónomos; pero existen otros muchos desembolsos que también pueden deducirse y algunos profesionales aún no se los restan en su declaración de la Renta”, apunta Yannick Charton, socio fundador de Valio Consulting.

También te puede interesar:
Los autónomos cerca de conseguir la prestación por cese
También te puede interesar:
Consejos de corto plazo, a fin de mes y otras propuestas

Respeto a las dietas, son deducibles las comidas y cenas que se realizan en establecimientos de restauración y hostelería, con los siguientes límites máximos diarios, y siempre que el autónomo pueda demostrar que lo ha pagado con tarjeta:

EN ESPAÑA EN EL EXTRANJERO
SIN PERNOCTA 26,67 € 48,08 €
CON PERNOCTA 53,34 € 91,35 €

Irrupción de las nuevas tecnologías

Además de nuevas profesiones, las nuevas tecnologías han traído consigo nuevos tipos de autónomos que necesitan de nuevas herramientas no utilizadas hasta hace pocos años. Algunas de ellas también pueden deducirse en la declaración de la Renta. La compra del dominio de la página web del negocio o los gastos relacionados con el diseño de ésta también pueden ser amortizados. Igualmente son objeto de poder desgravarse las inversiones en softwares de marketing y herramientas para la gestión del negocio.

Entre las nuevas necesidades que han aflorado entre los autónomos más tecnológicos, también destaca la publicidad online. Toda campaña que sea realice en Internet, incluyendo las redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram son gastos deducibles como autónomo.

Otros desembolsos que también son deducibles son los servicios de gestoría y asesoría contable, los cursos de formación que realice el autónomo, el vestuario profesional que necesite adquirir para la realización de su actividad laboral, así como otras cuestiones más particulares como el 30% de los gastos de la vivienda cuando ésta se utiliza como espacio de trabajo o el seguro privado de salud.

Por último, la solidaridad también se premia en el autónomo, que podrá deducir hasta un máximo del 30% del gasto en donativos a entidades públicas. La mayor parte de los gastos son deducibles en la Renta del trabajador por cuenta propia, y como gasto que es, la cuota de autónomos también se puede descontar a la hora de realizar esta declaración anual.


También te puede interesar:
Movistar y un nuevo plan para apoyar autónomos y pymes
También te puede interesar:
¿Cómo consultar el borrador de la declaración de la renta de 2018?

Lo último...