Aquellas personas que son ahorradoras y que quieren rentabilizar ese dinero lo máximo posible pero sin correr muchos riesgos, apuestas por la inversión en renta fija (bonos, obligaciones, pagarés, …) con la idea de que este tipo de productos no tienen ningún tipo de riesgo. Este tipo de productos garantizan una renta fija pero siempre y cuando el inversor mantenga la inversión hasta el final.

Aún cumpliéndose esta premisa de dejar nuestros ahorros hasta el final del tiempo contratado, se corre el riesgo de que el dinero obtenido por la inversión no sea el esperado. Esto es debido a ciertos riesgos que nos podemos encontrar en estos productos, los cuales pasamos a explicar.

riesgos renta fija

Riesgo de interés

El precio de los bonos es inversamente proporcional al tipo de interés, es decir, cuando éste sube el precio baja. Esto supone un riesgo para aquellas personas que invierten en bonos, sobre todo para aquellos que lo hacen a largo plazo. Hay que tener en cuenta, que cuanto más dure el bono, mayor será la disminución cuando suba el tipo de interés.

Riesgo de volatilidad de los tipos de interés

Nos podemos encontrar ciertos productos en los que el emisor puede amortizar ciertas emisiones de forma anticipada. Esto provoca una pérdida de rentabilidad para los inversores. Por este motivo, a aquellos productos donde el emisor pueda realizar una amortización anticipada hay que pedir más rentabilidad.

Riesgo de inversión

Este riesgo hace referencia a la reinversión del dinero una vez que se haya cumplido el periodo de nuestra anterior inversión. En este caso nos podemos encontrar en la situación de que si los tipos de interés han caído, las rentabilidades de los nuevos productos también lo habrán hecho.

Riesgo de tipos de cambio

Este caso sólo afecta a aquellos productos donde la moneda no es el euro ya que el tipo de cambio de interés puede variar durante el periodo de inversión.

Riesgo de inflación

Se trata de un riesgo que afecta más a las emisiones largas que a las cortas y hace referencia a la capacidad de compra de los cupones futuros es inferior a los cupones más próximos.

Vía: finanzas