Si bien a Buffet, para  muchos el inversor con más colmillo de la historia, los terremotos le gustan como una “oportunidad financiera” inmejorable, el octagenario millonario no piensa lo mismo de las empresas tecnológicas. Y en particular de Apple. De hecho, cree más en la Coca Cola.


Para Buffet, cuya cartera es fuente de inspiración para los grandes inversores en todo el mundo, Apple es parte de un sector donde no se pueden hacer predicciones. O se puede, pero sólo negativamente. Una de las razones para no apostar por las empresas tecnológicas es que hay muy pocas en el mercado, y eso demuestra su bajo nivel de supervivencia.

Desde un evento en Corea del Sur el día de ayer, Buffet declaró que “es muy fácil llegar a una conclusión sobre Coca-Cola en cuanto a cómo se verá económicamente dentro de cinco o 10 años, y no lo es llegar a una acerca de Apple.”

Coca Cola es una de las primeas opciones en la mítica cartera de Buffet (de hecho abarca el 8% de su capital invertido).

Apple es la empresa tecnológica con mayor prestigio entre los inversores del sector. Ahora mismo acaba de experimentar una subida en la Bolsa neoyoquina del 2,41% (llegando hasta los 338,63 dólares por acción), pero esa ventura no es suficiente para Warren Buffett: «A pesar de que Apple pueda tener el futuro más maravilloso del mundo, me basta con mirar las empresas donde creo que tengo cierta comprensión sobre de lo que podrá ser en cinco o diez años».

Fuente | Estrategias de Inversión