Con la llegada del fin de año y las fiestas en general, es común que la mayoría de las compañías de trabajo realicen reuniones de despedida entre todos sus empleados antes de las vacaciones. Por este motivo, y para quienes estén buscando la chance de ascender en su puesto de trabajo, esta puede ser una espectacular ocasión para hacer miga, y de esa forma aspirar a tener alguna chance más cuando se definan los cargos al año siguiente.

Para ello, existen una serie de trucos que debemos tener en cuenta, y que se relacionan en primer término con la necesidad de mejorar, o al menos actualizar, las relaciones que tenemos con las personas conocidas, antes de acudir a las que no conocemos. Esto se basa en un principio lógico, que indica que es más probable que una persona que busca un trabajador de confianza, se decante por un conocido.

En segundo punto, no podemos dejar de recomendarte que acudas a cuantas reuniones puedas. No importa si eres vergonzoso o si no tienes demasiadas ganas, uno nunca saber cuándo tendrá la oportunidad de poder intercambiar opiniones con algún hombre de rango superior. Allí, intenta acercarte a los desconocidos, a todos por igual, para saber qué papel cumplen en la empresa, sus gustos, opiniones, y demás.

Otro secreto a considerar siempre en estos casos, tiene que ver con la necesidad de estar atentos absolutamente a todo lo que ocurre. Aunque puede parecer obvio que tengamos que estar predispuestos a conocer absolutamente todo lo que podamos, uno muchas veces tiende a distraerse en esas reuniones, y es un mal hábito si tenemos un objetivo tan claro.

Para finalizar, la actitud que demostremos será sumamente importante. Es bueno que estés presente en todos los momentos de la reunión, ofreciéndote a hacer cosas sin por ello pasar por estúpido, pero asegurándote que tus superiores noten tu predisposición. De esa forma, aunque no recuerden tu nombre, pueden recordar tu cara y tus gestos, y buscarte cuando necesiten a alguien.