wi-fi_avion2

En estos tiempos que corren cuesta mucho abandonar la conexión a internet. Así por lo menos tres de cuatro viajeros frecuentes que se desplazan por motivos de trabajo en avión.
Los mismos  han declarado en un reciente estudio que elegirían la compañía aérea en función de si el vuelo les ofrece WiFi o no.

Es más, la mitad  ha afirmado que incluso cambiarían sus reservas de un día para otro si con ello consiguieran acceso WiFi.

Los datos se desprenden de un estudio realizado por Wakefield Research para la Wi-Fi Alliance.
En total ya son ocho las compañias norteamericanas que han equipado sus vuelos con conexiones WiFi. Esto hace que  más de 500 vuelos ya ofrecen WiFi y bastantes de las principales compañías aéreas están tomando medidas para conseguir cuanto antes que todos sus vuelos ofrezcan este servicio.
Un 95% de los encuestados concluyeron que contar con WiFi durante el vuelo les permitiría ser más productivos.

“Al sumar la productividad y el aburrimiento que tienen los viajeros sin conexión WiFi, hacen que este servicio sea de lo más atractivo y convincente”, dijo Kelly Davis-Felner, directora de marketing de la Wi-Fi Alliance. “La gente paga por tener acceso WiFi en cafeterías, de modo que es un servicio por el que pagarían”.

Totalmente de acuerdo, reducir los tiempos de espera en el avión y estar conectado es un precio que todos queremos pagar.

También te puede interesar:
Facebook renueva el negocio de los juegos online