El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha dado a conocer los últimos datos sobre el paro en España. Los datos mostrados han sido buenos, reflejando una creación de empleo muy significativa, traduciéndose en 237.207 nuevos puestos de trabajo. En términos desestacionalizados, el paro bajó en 3.236 personas afectando a todos los sectores. Esta bajada del paro sitúa el número de desempleados en 3.232.130, el nivel más bajo desde diciembre del 2008.

A pesar de los buenos resultados, el paro sigue siendo la primera causa de inquietud entre los españoles, por delante de la corrupción y el fraude, según una reciente encuesta realizada por el comparador Acierto. Un punto en el que no solo influye el número de desempleados, sino cuestiones como que la prestación por desempleo es más corta, baja, y tiene menos beneficiarios. De hecho esta cuestión es motivo de controversia, pues el 67% de los ciudadanos no está de acuerdo con la duración de la prestación por desempleo actual. De entre ellos, el 56% estima que debería prolongarse durante seis meses por año trabajado, mientras que el resto aumentaría esta cantidad a ocho y doce meses (el 14% y 13% respectivamente).

Asimismo, más del 90% de los españoles cree que el salario mínimo interprofesional en nuestro país es injusto, y que los 736 euros establecidos son insuficientes para vivir. Aquí hay que destacar una cuestión. Si bien el paro ha descendido, las nóminas se han estancado e incluso reducido ligeramente respecto al año 2015. De hecho, el salario más habitual descendió, pasando de los 16.498 euros anuales a los 16.497. Además, 3 de cada 4 trabajadores no superan los 2.000 euros.

9 de cada 10 españoles creen que las indemnizaciones por despido son injustas

Y no solo inquieta la situación de desempleo en sí misma y cómo abordarla, sino que casi 9 de cada 10 españoles considera que las indemnizaciones por despido son injustas. En concreto, el 77% piensa que deberían superar los 40 días por año trabajado, mientras que el resto establece un mínimo de al menos un mes por este mismo periodo de empleo. A pesar de esta forma de pensar, el 34,6% es capaz de ponerse en la piel de la empresa que le despide. Teniendo en cuenta que a casi la mitad de los españoles les han despedido alguna vez, no parece una cuestión baladí.

El análisis realizado por el comparador de seguros también desvela que el 60% de los españoles busca activamente empleo; y que prefiere los portales específicos online para hacerlo. Unos canales que les permiten acceder y comparar entre diferentes ofertas de empleo. Solo un 4,5% va más allá y emplea las redes sociales; y el resto opta por métodos más tradicionales: el 26,5% busca trabajo por el INEM y el 9% acude a tirar el currículum de forma presencial.

Sólo un 8,4% de los participantes del estudio afirmó haber tenido más de 7 entrevistas durante el último año. De hecho, al 36,7%, la mayoría, le llamaron para una o dos. El 25,6% no hizo ninguna, y el 20,8% acudió entre a tres y cinco. El 8,3% restante realizó entre cinco y siete entrevistas. En definitiva unos números nada halagüeños si tenemos en cuenta el ahínco con el que los españoles buscan empleo.

3 de cada 5 españoles consideran que la situación de los autónomos en España es precaria

Ante esta situación, muchos prefieren emprender y hacerse autónomos. Según los números de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, el número de este colectivo creció en el primer trimestre de este año diez veces más que en 2017. Paradójicamente, 3 de cada 5 españoles consideran que la situación de los autónomos en España es mala o muy mala. El 35,2% la define como “regular”; y para el 8% restante es buena.

Con el objetivo de protegerse ante estas eventualidades, son cada vez más los autónomos que se decantan por seguros específicos. Es el caso del seguro de baja laboral, que les permite recibir una cantidad diaria si se ponen enfermos o sufren una incapacidad laboral temporal que les impide seguir trabajando. También existen seguros de jubilación, interesantes para aquellos que cotizan por la base mínima.