Buscar trabajo en el pueblo

Mientras que hace unas generaciones, era habitual que cualquier joven fuese del pueblo a la ciudad para buscar trabajo, lo cierto es que la crisis económica está dibujando un nuevo mapa social. Es decir, cada vez son más las personas que viajan de la capital al pueblo en busca de trabajo pero también en busca de una mejor calidad de vida.

Es evidente que es más económico tener una vida en el pueblo donde el precio de la vivienda es más asequible, incluso, también es posible llevar un buen nivel de vida, sin las tentaciones de ocio propias de la ciudad o sin tener que usar el transporte para ir al trabajo ya que puedes ir también en bicicleta. Aquellas personas que han crecido y han vivido siempre en una ciudad pueden aburrirse más a la hora de vivir en un pueblo pequeño porque la rutina es mayor.

Sin embargo, conviene ver el lado positivo: cercanía entre los vecinos, contacto con la naturaleza, el estrés es mucho menor que al trabajar en la ciudad gracias a la calma que se respira…

También existe otra alternativa: trabajar en la ciudad pero viajar los fines de semana al pueblo para poder tener un bien nivel de bienestar, desconectar de la ansiedad y de la presión por la competitividad. Si después de meses buscando trabajo en tu entorno más cercano no has tenido suerte, entonces, puedes plantearte la posibilidad de buscar un trabajo en otro pueblo diferente. Los cambios asustan pero muchas veces, no queda más remedio.

Y además, puedes ganar nuevas experiencias, descubrir un lugar bonito, hacer nuevos amigos… Hoy en Zona Empresas, brindamos un merecido homenaje a los pueblos por su calidad de vida y por el empleo que generan.

Imagen: Green Wahm