Cinco claves para trabajar en calma

Trabajar con estrés y ansiedad es una opción poco saludable a nivel corporal y emocional. Por ello, aquí tienes algunos consejos prácticos para trabajar en calma:

1. En primer lugar, cultiva el sentido del humor en cada situación adversa. La actitud que adoptas ante los problemas es una opción personal, por ello, no dejes que el pensamiento negativo te reste ni un mínimo de energía.

2. Sé más flexible en tu vocabulario. Evita las palabras extremas: Todo, nunca o siempre. Las cosas no son blancas o negras, existe un término medio.

3. Céntrate en el momento presente, no te adelantes a los problemas porque tal vez, nunca lleguen a producirte. Aprende a organizar mejor tu agenda.

4. La impaciencia no es una buena consejera, sencillamente, porque te roba la paz interior y la concentración. La impaciencia crece todavía más en plena crisis económica donde el ambiente que se respira en muchas empresas es negativo.

5. No tienes el poder de adivinar el futuro, sin embargo, muchas personas siempre se comportan como si supieran aquello que va a pasar. Deja que el destino te sorprenda, o al menos, deja que las cosas fluyan a su ritmo.

¿Qué haces tú para trabajar en  calma? Conviene tomar conciencia de la actitud que cada persona adopta ante la rutina diaria para apostar por las emociones agradables que potencian tu eficacia: motivación, ilusión, felicidad, vocación…

Imagen: El Diario Fénix