fracaso empresa

Si tienes una empresa, y tu mayor miedo es que la misma fracase y tenga que ser cerrada, entonces tienes que tener en cuenta una serie de consejos muy interesantes al respecto, y que comienzan con uno básico para cualquier aspecto de la vida, como es el hecho de que nunca, por ningún motivo bajes los brazos, ya que siempre resta algo por hacer, incluso en las peores situaciones sociales o económicas.

En segundo término, si quieres asegurarte de que a tu empresa le vaya bien, tendrás que ser condescendiente con los clientes, que al fin y al cabo son los que hacen que una compañía sea exitosa. Por este motivo, necesitarás que todos tus empleados se muestren sumamente amorosos con ellos, y les hagan caso en todas las cuestiones razonables que pidan, siempre con su mejor cara.

Además, existe un elemento sustancial que muchas veces es dejado de lado por las firmas y sus dueños, y tiene que ver con la necesidad de la inversión constante en tecnología. La historia nos ha demostrado que siempre, o casi siempre, ha ganado el que poseía los últimos adelantos tecnológicos, y en general a los clientes les gusta acudir a un sitio que se encuentre “a la última”, por lo que de seguro recuperarás la inversión.

Existe otro factor un poco dejado de lado en estos casos, y que podríamos resumir a modo de consejo, diciendo que intentes ser “padre de la comercialización”, es decir, que tomes una posición personal a la hora de comerciar tus productos o servicios, aprovechando los puntos fuertes de tu compañía para poder competir directamente con las que manejan mucho mayor caudal.

Finalmente, siempre que quieras ver a tu empresa en la cumbre, deberás apostar también por la persistencia, considerando que no deberías perder ningún momento valioso en estar decidido, o no estarlo, y así, sino que tienes que enfocarte en lo que quieres, e ir directamente a hacerlo.