La Comisión Nacional del Mercado de Valores, también conocida mediante su sigla “CNMV”, acaba de informa que la autoridad de supervisión financiera británica o “FSA”, comunicó en su momento la quiebra de la empresa de servicios de inversión británica Worldspreads Limited, por lo que ya se ha advertido a sus clientes de un posible impacto en sus inversiones, muchos de los cuales se encuentran ahora analizando los pasos a seguir para evitar pérdidas millonarias.

En este sentido, el comunicado oficial especifica que la FSA británica descubrió las denominadas “irregularidades contables”, motivo por el cual el ente consideró que a fin de poder mitigar, todo lo posible, las pérdidas de los clientes, la compañía debería someterse al régimen de administración especial, aunque hasta el momento no han habido más confirmaciones al respecto.

Justamente se aclara además que los administradores especiales tendrán el deber de revisar las posiciones mantenidas en efectivo por los clientes, y también tendrán el compromiso de devolver tanto efectivo como sea posible a cada cliente a la mayor brevedad, siempre según aseguró el supervisor británico.

Por otro lado, se recordó a los inversores que podrán tener acceso al fondo de garantía de inversiones británico, que en algunas noticias figura como “Financial Services Compensation Scheme” o “FSCS”, por sus siglas en inglés. Esto siempre, claro, en los casos en los que se detecte la aparición de algún tipo de pérdida fuera de lo normal en sus cuentas.

Finalmente, Worldspreads, en su tiempo, presentó una emisión acerca de la suspensión de pagos ante la aparición de un agujero contable de 13 millones de libras. Esto sin dejar de considerar también que la firma adeuda a sus clientes, de los que unos mil son españoles, cerca de 29,7 millones de libras a sus clientes, aunque hasta el momento sólo dispone de 16,6 millones.

También te puede interesar:
Encuesta en Inversores, vuestras preferencias