empresas redes sociales

El contacto mediante las redes sociales depende de una enorme cantidad de factores, pero ninguno es tan decisivo como la identidad del receptor de nuestro mensaje. En el caso de las empresas, existen algunas consideraciones que bien debemos tener en cuenta para sacar provecho de la posibilidad de comunicarnos con ellas, y de este modo, obtener un beneficio mayor como consumidores.

Lo primero que debemos considerar al respecto, es la importancia que tiene un “me gusta”. Evidentemente, para la firma, que nosotros escojamos la alternativa de decir que esa marca nos agrada, es suficiente para poner en nuestro muro la información que pretende hacernos llegar, así que debes estar atento a ese detalle.

Por otro lado, una buena noticia al respecto es que, desde hace algún tiempo, Facebook trabaja también con el sistema de páginas “verificadas” de la misma forma que lo hace Twitter con sus perfiles. De este modo, cuando estamos hablando de una compañía o personalidad famosa, podemos estar seguros de que se trata de su canal oficial.

Los mensajes privados, en tanto, son una de esas cosas que pueden ser recomendables en algunos casos, pero no en otros. Lo que sucede es que no todas las firmas tienen las mismas políticas de respuesta a sus clientes por este medio, aunque la verdad es que con intentar no pierdes nada. Algo parecido pasa con los mensajes públicos. Por lo general, quien contesta de una forma no lo hace de otra.

Algunas compañías también tienen en cuenta, incluso dentro del mundo poco estructurado de las redes sociales, distintos horarios de atención, aunque ya la mayoría apuesta por ofrecer asistencia las 24 horas. Finalmente, considera siempre las fotografías como un artilugio audiovisual más que interesante a la hora de obtener mayor información sobre los productos y servicios que se ofrecen.