Según informa la Asociación de Paralíticos de Francia en las últimas horas, el Tribunal Correccional de París ha determinado la condena impuesta a la compañía easyJet, que deberá indemnizar con un monto cercano a los 5.000 euros, a una pasajera discapacitada, como sanción por haberle negado el embarque a un avión de su flota, ya que se encontraba en ese momento sin acompañante.

Todo el problema se dio el 21 de marzo de 2010, cuando la pasajera, que se disponía a hacer sola el trayecto de vuelta París-Niza, tras haber realizado la facturación del vuelo sin problemas y haber realizado el día anterior la misma ruta, vio como los comisarios de a bordo le comunicaban que en caso de no presentarse un acompañante, no podrían permitirle llevar a cabo el viaje.

Incluso, al encontrarse la pasajera en la cabina del avión, uno de los miembros de la propia tripulación le informó que la causa de no permitirle que desarrolle su actividad de forma totalmente normal, estaba basada en el hecho de que “no podía viajar sola porque para ir al cuarto de baño era obligatorio que fuera acompañada”.

Lo más terrible de la cuestión, es que inmediatamente muchos de los que se encontraban acompañándola en el vuelo aseguraron a los integrantes de la tripulación que ellos se encargarían de darle una mano en caso de que lo necesitara, pero en ese instante, el jefe de cabina rechazó los ofrecimientos porque “no estaban registrados como acompañantes”.

Pero para cerrar el círculo de necedades que rodeó la situación, se debe decir que esta persona discapacitada se vio obligada a bajar del avión y a coger otro vuelo con un pasajero que se registró como acompañante, cuando evidentemente ni siquiera se conocían entre ellos con anterioridad. La sentencia, que declara culpable a la compañía, se basa en el hecho de que la Asociación de Paralíticos de Francia mantiene un reglamento según el cual “prohíbe a las compañías aéreas y a los operadores turísticos rechazar una reserva o un embarque en los vuelos que despeguen de aeropuertos de la Unión Europea, por problemas de movilidad”.