presentacion empresa

Si tienes una empresa, y algunos inversionistas están interesados en poner dinero en ella, o por alguna otra razón tienes que hacer una presentación acerca de la misma, entonces no puedes dejar de tener en cuenta algunos elementos claves, como por ejemplo la prolijidad con la que asistes, la forma de expresarte, y otros que te detallamos a continuación.

Lo primero que deberás tener en cuenta, entonces, es comenzar preguntándole a tu interlocutor, cuánto tiempo tiene disponible para ti, ya que de esa forma verás que valoras su tiempo. Del mismo modo, conviene que aproveches los primeros minutos de charla, donde más atento estará, en presentarle todos los puntos importantes que hacen a tu negocio, sin demasiados detalles, más bien por encima.

De igual forma, conviene que siempre recalques todos los elementos que tiene tu empresa, en cuanto a productos y servicios, que le permiten ser diferente de las demás, para así poder trazar una diferencia en el mercado. Además, es importante que conozcas qué tipo de presentación debes hacer, ya que no es lo mismo hacer una presentación para vender productos, que para conseguir inversores.

El equilibrio en el tono también es fundamental en estos casos, y te recomendamos que apuestes siempre por un punto medio, es decir, que no suenes ni demasiado serio, ni demasiado gracioso de forma sobre-actuada. Los comentarios deben ser medidos también, puesto que quedarás realmente mal si suenas arrogante o prepotente.

Considera otros aspectos claves, como unos 15 minutos de presentación, que son más que suficientes, además de que lleves todos elementos que funciones si piensas trabajar con un proyector y diapositivas; repartir todos los folletos y papelería al final de la reunión, para que no los lean mientras hablas, y finalmente, si vais en grupo, que sólo hablen uno o dos de los representantes de la compañía.