Consejos para ser un jefe más cercano

Cualquier persona que trabaja como jefe en una empresa sabe que la actitud que adopta ante los trabajadores es determinante a la hora de vivir, tener una relación sólida, cercana, amable y eficaz, o también, claro está, a la hora de tener un vínculo distante basado en el temor, la incomunicación y la presión. A un buen jefe nunca le gusta sentirse temido, en cambio, aquellos jefes que son ineficaces se sienten más cómodos en medio de la distancia extrema.

¿Cómo puedes ser más amable como jefe?

1.  Acércate a hablar con tus trabajadores. Interésate por ellos, también, por cómo es su vida. Llámales siempre por su nombre, ya que el nombre es lo más importante para una persona.

2. Cuando te hagan una propuesta, piénsala y valórala de verdad. Si nunca llevas a cabo ninguna idea propuesta por un trabajador, entonces, llegará un día que los empleados ya no aportarán sus ideas al considerar que se trata de un gesto innecesario.

3. Aprende a mandar de una forma eficaz, es decir, aprende a decir qué deben hacer de una forma asertiva. De este modo, también resulta más fácil obedecer a cualquier empleado.

4. El hecho de ser jefe no resulta incompatible con no ser uno más en la oficina.

5. Realiza cursos de formación sobre habilidades sociales, liderazgo, técnicas directivas en la empresa… Ser un buen jefe no depende únicamente de tener un buen currículum, sino también,  del carácter, del modo de ser y de las habilidades para relacionarte con todos aquellos que te rodean.

6. Aprende a motivar de verdad cada vez que tus empleados tengan un nuevo éxito. De hecho, es necesario aprender a motivar incluso, en medio de un fracaso.  

Imagen: De lo cotidiano