LinkedIn supo pasar su momento de esplendor hace algunos años, y aunque está claro que hoy en día varias redes sociales tienen más usuarios registrados y activos cada mes, lo cierto es que se trata de una herramienta que ha sido irremplazable en el campo de los trabajadores, con más de 187 millones de usuarios en 200 países de todo el planeta, siendo una espectacular base de datos para conseguir empleados y empleadores.

De esta forma, entre tantos otros beneficios que LinkedIn pone a nuestra disposición, no podemos dejar de señalar que la misma nos permite crear un perfil que dé a conocer a nuestra empresa, con la posibilidad de añadir útil información extra, la cual haga referencia a detalles como por ejemplo en qué área nos desarrollamos, además de cuáles son los puntos fuertes que tenemos para que el público en general nos escoja.

Además, LinkedIn nos ofrece la posibilidad de estar en contacto con otros profesionales vinculados con el rubro, lo que luego provoca que estemos al tanto de todos los eventos relacionados con nuestro sector o temática, lo cual es fundamental siempre y cuando queramos estar presentes en fotos, encuentros comunicacionales, simposios, reuniones, y demás, que siempre son bienvenidas para saber lo último que se cuece en el sector.

Incluso, esta red social nos permite unirnos a un grupo de profesionales para debatir o compartir intereses comunes, lo cual es perfecto si estamos utilizando nuevas tecnologías traídas desde el exterior, o queremos consultar particularmente a alguna persona de confianza pero que se encuentre lejos mediante la red.

Por lo demás, una de las buenas ventajas de LinkedIn es que es realmente sencillo configurar una página de empresa, más allá de la tuya propia, algo que puedes hacer sin demasiadas dificultades luego de haberla generando, yendo al menú contextual de “compañías” y luego a “añadir empresa”, antes de rellenar todos los formularios de información correspondientes.