empresa familia(1)

Si tienes una empresa familiar, de seguro sabrás que no se trata exactamente de los mismo que tener una empresa en la que trabajas con socios. Por este motivo, es importante que tengas en cuenta algunas consideraciones que te ayudarán a trabajar mejor, tanto a ti como al resto de los integrantes del clan, y que se encuentran principalmente relacionadas, con que cada uno tenga su sitio para demostrar sus sentimientos y necesidades.

A partir de allí, y pensando en que la primera de las condiciones realmente se cumpliera, no podemos dejar de recomendarte que también te hagas tu espacio para poder aprender de las diferencias que existen entre los distintos miembros de la familia. Incluso, conviene que se tengan charlas constantes acerca de la realidad de la empresa, y de cuales son sus potenciales en el mercado.

Del mismo modo, comunicarse sin utilizar a otros trabajadores de la empresa es un punto que suma mucho cuando de mejorar las relaciones que atraviesan la compañía y la familia se trata. Además, saber perdonar los errores que comentan nuestros familiares es sumamente importante si queremos evitarnos que cada día en el trabajo, y luego en la casa, se conviertan en una tortura.

Por otro lado, siempre es importante también que tengas la capacidad, tanto tú como el resto de tus familiares, de apostar por manifestar todo su reconocimiento y cariño. En este sentido, conviene igual que nunca esperes que los demás cambien, sino que tú puedas tomarte de otra forma lo que ellos hacen.

Finalmente, otros aspectos que debes considerar siempre en estos casos, se encuentran relacionados con la necesidad de aprender a utilizar los derechos que tenemos, dentro de la familia y como trabajadores, más allá de conocer la historia de la empresa que estamos representando, y preparar la jubilación de los miembros más adultos de la empresa.