crisis.jpgAunque no llegamos al nivel de crisis (técnicamente hablando), es decir, de crecimiento negativo durante dos trimestres consecutivos, habrá más de uno que ya empieza a sentir los síntomas y efectos del frenazo general que se está produciendo. Y echando la vista atrás uno difícilmente sabe concretar los momentos y acontecimientos que anticiparon o propiciaron lo que podemos llamar desbarajuste general.

Por eso me ha llamado mucho la atención y recomiendo la lectura de un post en gurusblog que aunque largo para lo que se estila en un blog, económico o no, clarifica enormemente la sucesión de decisiones arriesgadas (y más) que elevaron la espiral hasta límites insospechados pero reales.

A mí me da escalofríos no sólo pensar en lo que algunos han hecho sino también por lo que las presuntas autoridades reguladoras han permitido. ¡Qué tropa!.

También te puede interesar:
Una nueva globalización para después de la recesión