Una empresa siempre tiene algún valor, no solo para nosotros sino para el mercado, para los competidores, para los clientes, etc. Ese valor es el que va consiguiendo con el paso de los días, semanas, meses, años y hace que la empresa tenga una reputación mejor o peor, lo que incide directamente en las ventas de la misma.

Si la empresa no tiene valor, ésta no triunfará. Pero si hay valor en ella, las cosas pueden funcionar y hacerla crecer. Ahora bien, ¿qué fuerza tiene una empresa y cómo se mide?

La fuerza de una empresa puede medirse en base a muchos indicadores pero quizás uno de los más importantes sea la posición que ocupas en el sector. Se trata de una posición dentro del mercado, de los competidores; saber si eres importante o no. Esa fuerza es muy necesaria hoy día porque te puede elevar el valor que tengas, más si estás en un sector pionero.

Otro de los elementos que marcará la fuerza de tu empresa será la sociedad, y dentro de ella las modas que haya. Por ejemplo, si tienes una empresa que vende los productos que se han puesto de moda en ese momento, seguro que tus ventas se elevarán bastante y conseguirás éxito y aumento con respecto a tus competidores. Es más, si logras adaptarte a esa moda, o ir con ella, siempre tendrás éxito asegurado.

Un último elemento que marca la fuerza de la empresa también es internet. El hecho de tener presencia en internet, de que ésta tengo repercusión, se haya creado una especie de red entre los clientes y la empresa, será un punto a tu favor ya que esa fuerza también es considerable a tener en cuenta.