Estamos a las vísperas de la celebración de Halloween, la noche más terrorífica del año y en la que los monstruos clásicos son los máximos protagonistas. En estas fechas, todo el mundo corre a disfrazarse de su personaje favorito pero muy pocos se paran a pensar cuánto deberían pagar en la actualidad si tuvieran que asegurar sus terroríficas mansiones o si se hiciesen un seguro de vida. Esto sí que se lo ha preguntado el comparador de seguros Acierto.com, analizando cuánto deberían desembolsar los monstruos objeto de culto de estas fechas por un seguro a su medida. Una lista en la que se cuelan Drácula, Frankenstein, el Motorista Fantasma, Cosa de los Addams; y hasta el Hombre Lobo. Además, el informe pone de manifiesto los precios más frecuentes de estos ramos y revela diferencias significativas según las características personales de los asegurados.

De esta manera, la compañía afirma que el famoso personaje de ficción se vería obligado a abonar más de 1.000 euros por una póliza que cubriera su domicilio. Y es que aunque el precio medio de una póliza para una vivienda habitual ronde los 150 euros, estarían asegurando una mansión antigua, de más de 400 metros, no rehabilitada, con desván para asustar a las visitas, y -probablemente- más de 40.000 euros entre joyas y objetos de valor.

Un seguro para los clásicos de Halloween

Si nos centramos en Cosa, este no saldría tan mal parado. La famosa mano de la familia Addams podría conseguir su seguro de manos por la mitad de precio. Mientras, Frankenstein lo tendría más crudo con un seguro de salud, principalmente porque la mayoría de las aseguradoras no le cubrirían su elevado riesgo de hospitalización. Una póliza básica -que no tuviera en cuenta su cuestionario de salud- incluiría el traumatólogo, las radiografías, el dermatólogo y similares, pero dejaría fuera las cirugías, imprescindibles, por ejemplo, si le tuvieran que ajustar los tornillos.

El Motorista Fantasma, por su parte, pagaría casi diez veces más (sobre los 320 euros) por asegurar su Harley-Davidson Panhead, una moto de los 50. ¿El motivo? Que no podría hacerlo como una moto clásica, pues recorre más de 5.000 kilómetros al año. Además, necesitaría un seguro con cobertura de incendio, asistencia médica, en carretera, y un amplio límite por los daños provocados a terceros.

Drácula y su seguro dental

En cuanto a Drácula y tras observar el uso que el conde hace de su dentadura, Acierto.com estima que debería contratar un seguro completo que incluyera, además de servicios básicos como limpiezas y extracciones, otros como la reconstrucción por rotura de colmillos. Y es que cualquier percance podría condicionar su forma de alimentarse y su modus operandi. En total, tendría que pagar alrededor de 180 euros anuales.

A su archienemigo, el Hombre Lobo, tampoco le saldría barato contratar su seguro. En concreto, tendría que abonar, al menos, 174 euros, cuatro veces más de lo que cuesta asegurar de media a un perro convencional. Estamos hablando de un humano que se transforma en una bestia potencialmente peligrosa, de más de veinte kilos de peso y que probablemente tendría un recargo de al menos un 20% por elevada siniestralidad. Asimismo, solo le cubriría las noches de luna llena, eso sí, con una responsabilidad civil de hasta cuatro millones y medio de euros, ¿suficiente para paliar sus destrozos?