Dar las gracias en el trabajo 

Dar las gracias en el trabajo. En el ámbito laboral hay una palabra muy interesante que merece la pena aprender a pronunciar: gracias. El sentimiento de gratitud es interno, sin embargo, muchas veces se muestra de una forma artificial o forzada. Sin embargo, merece la pena tener una actitud de apertura y de coherencia hacia los demás, poder trabajar con los compañeros de trabajo con ilusión y con motivación.

De este modo, el espíritu de equipo se fortalece de una forma directa. Por otro lado, el sentimiento de gratitud también debe de surgir desde el mismo día en que entras a formar parte de una empresa en tanto que te han dado una oportunidad importante en la vida.

Pero más allá de esta cuestión, cada día, intenta darte las gracias a ti mismo. Gracias por todo el esfuerzo que haces, por tener la capacidad de hacer frente a los obstáculos y tener ganas de mejorar de una forma clara, efectiva y directa. Existen situaciones en las que es más importante decir gracias: cuando has tenido un mal día y un compañero se ha esforzado por hacerte la situación más llevadera y te ha brindado su apoyo. En una reunión de trabajo el jefe también tiene que dar las gracias a todos los asistentes por su presencia.

Imagen: EstherSanuy