Todos nos sorprendemos cuando leemos en la prensa que la mayoría de las marcas de artículos de lujo se muestran satisfechas con sus resultados comerciales y financieros desde que empezó esta maldita crisis, por un lado nos mentalizamos de los efectos de la globalización en cuanto a la necesidad de ser muy competitivo, hay que abaratar costes para poder hacer más competitivos nuestros productos y de otro lado la sorprendente cifra de negocios que generan las marcas internacionales más famosas. Alguna como Montblanc, Estée Lauder, Tiffany en Nueva York, etc. Es curioso que los responsables de estas marcas en los Estados Unidos han tenido que formar a sus ejecutivos y empleados en el aprendizaje del mandarín, tal es la afluencia de turistas chinos a este país del dólar que les quitan de las manos los artículos que comercializan a precios de infarto. Así que los norteamericanos con sus brillantes políticas de marketing turístico están atrayendo a los ricos turistas chinos que está produciendo esta desigual globalización económica.

Al hilo de este segmento de mercado del lujo, España también podría imitar esta política americana de atraer el turismo chino, saber vender la marca España de una vez. En Madrid y hasta el 28 de Abril tenemos un festival del lujo organizado por Hermés, la cita es en la Fundación Casa de Amberes. En este emblemático lugar de Madrid se concentran los mejores artesanos, talleres y materiales que nos revelan la idea de calidad de los productos Hermés. Nos presentan a sus mejores artesanos explicándonos como trabajan estos materiales tan sensibles, siendo el cuero su gran seña de identidad, todo un universo del lujo que abarca desde bolsos a sillas de montar.

 

Y del lujo nos trasladamos al universo de las rebajas, menos cool y menos glamuroso, no voy a contarles de las rebajas del Corte Inglés ni de la potente Zara, sino de algo más importante y que nos concierne a todos los españoles, algo no prospera en la delicada salud de nuestra economía para que la agencia de calificación Standard & Poor´s (S&P) haya rebajado hoy dos escalones la nota que le otorga a la deuda soberana de España hasta situarla  en “ BBB+” o aprobado alto, con perspectiva negativa . Parece ser que las expectativas a medio plazo de la economía española no convencen todavía a los inversores internacionales, la Bolsa también ha tenido sus horas bajas, el IBEX 35 no ha podido cerrar en positivo, se mantiene en los 7.000 puntos. Como dice James Taylor, músico y compositor americano, respecto de la política de Obama, “Se podría pensar que no ha podido cambiar las cosas tan deprisa como nos hubiera gustado. Pero tal y como estamos, nadie puede darle la vuelta a la economía de un plumazo. Creo que debemos ser pacientes y esperar” Esta situación la asimilo con el tormentoso universo de Daniel Johnston, la lucha del hombre contra sus demonios, con una gran sensibilidad artística y un lenguaje simbólico de gran potencia. Visiten su exposición Visiones Simbólicas en La Casa Encendida de Madrid.