El jueves Pablo Iglesias junto a los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres, presentaron el primer borrador económico de su candidatura, con la intención de que entre en debate con la sociedad, y se modifique lo que se estipule incorrecto, y así “elaborar un programa electoral realista y que permita salvar buena parte de las conquistas sociales que se han conseguido en los últimos 30 años y que se están destruyendo“, indicó Iglesias.

Fuente: eldiario.es
Fuente: eldiario.es

En este proyecto, varias son las modificaciones respecto a la propuesta de las elecciones europeas del pasado mayo. Una de ellas es el impago de deuda pública, ya que los asesores de Podemos reconocen que España no sería viable. No obstante, el partido si quiere una reestructuración ordenada de la deuda o una quita pactada, ya que unilateralmente no sería posible. Además el documento pretende explica a la ciudadanía de dónde viene la deuda y cuales sería las consecuencias de no pagarla.

La renta básica universal, también se ha moderado, pasando a ser una ayuda para toda aquella persona que no tenga ingresos. Algo similar ya ocurre en el País Vasco, para aquellos que se queden sin ningún tipo de recurso. Esta garantía, tiene sus raíces en la tradición socialdemócrata del norte de Europa, ya que como han matizado al ser preguntados por el sistema de Venezuela, “Podemos es europeísta y su modelo son los países del norte, no Sudamérica“, además “las políticas económicas no se pueden exportar por lo que, de lo que se trata es de diseñar un programa con un diagnóstico real“.

Otra de las ideas defendidas por los economistas asesores, es fijar la edad máxima de jubilación en 65 años, aunque la propuesta del programa europeo, la rebajaba hasta 60, por tanto, en este aspecto dan marcha atrás.

Además se propone la eliminación a los incentivos a la contratación parcial; reducción jornada laboral a 35 horas semanales, así como una subida del salario mínimo interprofesional, aunque contemplan que pueda suponer una barrera para determinadas franjas de edad, lo que se podría interpretar como abrir una pequeña puerta hacia el camino de los minijobs.

Por otra parte, se pretende que el acceso al crédito sea un derecho. Defendiendo la propuesta la ampliación de mecanismos de financiación pública frente a la banca privada. ¿Por qué se ha rescatado a la banca en vez de hacer una banca pública?, preguntó ayer Vicenç Navarro. En este sentido, creen que una de las fórmulas sería transformar el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para que pueda recibir préstamos del Banco Central Europeo (BCE) en las mismas condiciones que la banca privada, con el fin de que lleguen a las pymes y a las familias.

Asimismo, el plan castiga a las grandes fortunas, Podemos pretende subir los impuestos a las grandes fortunas y aumentar el cerco al fraude de las grandes empresas, lo que según sus cálculos, engordaría la recaudación en unos 44.000 millones, aproximadamente el 4,4 por ciento del PIB. Tampoco se descarta la nacionalización del sector eléctrico, para así recaudar más.

En definitiva, las propuestas económicas de Podemos, parecen más equilibradas que la del pasado mayo, con ganas de mejorar y conseguir un método “justo” para salir de la crisis.