Siguen llegando las noticias acerca de los balances del año pasado de las principales compañías aseguradoras de España, y en este caso nos encontramos con las dos caras opuestas de la misma realidad. Por un lado, DKV Seguros, que ha anunciado un cierre de ejercicio 2011 con un beneficio neto de 37.69 millones de euros, un 68% más que el año anterior. Por el otro, observamos la situación de Reale, que informa una disminución de sus ganancias, en el orden del 5,8%.

Volviendo al caso de DKV Seguros, fue el mismo consejero delegado del grupo, Josep Santacreu, quien durante la presentación de los resultados, ha manifestado que se trató el 2011 de un año muy positivo para la compañía, basándose especialmente en la mejoría experimentada luego de la aplicación de las nuevas normas de contabilidad para concesiones, la reducción de costes y a la mejora de los ratios de siniestralidad.

Lo cierto es que además, y a pesar de de haber perdido un 1,5% de los clientes, el volumen de primas del grupo sigue creciendo hasta los 625,2 millones de euros, un 3% más que en 2010. esto se nota también, y sobre todo, en el ramo de salud, donde DKV Seguros sumó 13.000 nuevos asegurados.

Luego, si nos referimos a la distinta situación de Reale Seguros, debemos decir que obtuvo un beneficio neto en 2011 de 38,6 millones de euros, un 5,8% menos que en el ejercicio anterior. Por otro lado, su volumen de primas alcanzó los 767,8 millones de euros, con un incremento del 0,3% sobre 2010, según se encargó de informar la compañía mediante una nota de prensa.

Además, del total de primas destaca el incremento del 5,4% en el ramo de multirriesgos, junto con la mejora del ratio combinado del negocio retenido en medio punto, y frente al sector de No Vida, que cayó un 1,1%.