San Fermín es una de las fiestas más universales de todo el mundo. De hecho, Pamplona se convierte en el centro de atención también de la programación televisiva gracias a los tradicionales encierros que se celebran cada mañana. Pues bien, el número de turistas se ha disparado especialmente el fin de semana como es habitual todos los años. Tanto es así que muchas de las personas que vienen a San Fermín ni siquiera se preocupan por alquilar habitación en un hotel y lo que hacen es dormir en la calle en los jardines tan bonitos que tiene la ciudad.

De hecho, si algo define a la capital navarra es sus amplias zonas verdes que durante todo el año muestran un aspecto perfecto y muy cuidado.

Sin embargo, a pesar del esfuerzo del personal de limpieza está claro que la afluencia de visitantes deja su huella en la ciudad. San Fermín termina el jueves, por tanto, todavía estás a tiempo de disfrutar de un plan agradable ya sea aprovechando la oferta de ocio de día o de noche. 

Imagen:  Relatos Fantasía Elfos

También te puede interesar:
Ayuda social en la crisis