En sólo tres semanas el precio de la onza de oro perdió casi el 15% de su valor. Una caída que se traduce en una pérdida de 200 dólares (cerca de 146 dólares) por onza, y que retira al metal dorado la buen marca de valor que había venido ganando desde julio pasado, y que había llevado a vaticinios que auguraban que llegaría a finales de este a los 2.000 dólares por onza.

La onza de oro perdió desde el 21 de septiembre en el mercado de futuros de la Bolsa de Nueva York casi un 15% de su valor. El día de ayer cayó de 1.657 (1.222 euros) dólares por onza a los 1.608 dólares (1.189 euros) por onza, si bien hubo momentos en los que se fue al fondo de los 1.500 dólares (1.1.09 euros) por onza. Muy lejos de los más de 1.800 dólares ((1.333 euros) por onza que llegó a cotizar.

¿Qué hay detrás de la caída del oro?

Detrás de la caída de valor del oro está, sin duda, un avistamiento de la fortaleza del dólar y laq volatilidad de los mercados financieros. Dos factores que son meramente temporales (para tranquilidad para aquellos que insisten en ver al oro como una tabla de salvación).

El oro volverá por lo suyo.

 

También te puede interesar:
Se busca fomentar la inversión madrileña en Colombia.