El plan de Obama: el estado vigilante

El proyecto de ley que Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, presenta a la Administración al Congreso de su país, se resumen en una sola frase: Más supervisión estatal. Y es un duro golpe a los defensores del libre mercado y la especulación feliz.

obama

Con la idea de evitar una debacle como la actual, y suprimir del horizonte las hipotecas subprime y las quiebras bancarias patrocinadas por el estado, Obama propone:

  • Que las autoridades federales puedan controlar y liquidar a las grandes empresas cuya quiebra suponga un peligro para el sistema financiero
  • Crear una agencia de protección para consumidores
  • Un control más férreo sobre «productos financieros exóticos» (un inciso con particular dedicatoria para las hipotecas basura)
  • Una mayor vigilancia estatal para que todas empresas cumplan con los requisitos del sistema de pagos y de la dotación de reservas

Una ambiciosa y radical reforma que para la administración de Obama «da luz» al manejo del sistema financiero sin desmontarle. De aprobarse, esta nueva legislación financiera obligaría a todo inversor, entidad financiera y empresa a registrar su actividad económica en la Securities and Exchange Commission, la CNMV estadounidense.

Sólo esperamos que tenga más suerte que con Guantánamo.

Fuente | El País

Ir arriba