Encontrar trabajo: una urgencia del 2012
En la recta final de año, surge una etapa de propósitos y deseos para emprender el 2012 con mucha ilusión y con pensamiento positivo. El orden de prioridades de un ser humano siempre oscila entre salud, dinero y amor.

Sin duda, la salud es un bien fundamental en la vida, y a veces, de forma equivocada sólo se valora cuando se ha perdido. Por el contrario, el amor no sólo es una fuente de alegría sino también, de preocupación y de sufrimiento cuando se transforma en desamor o en un sentimiento no correspondido del mismo modo.

En tercer lugar, el trabajo es una necesidad no sólo económica sino también, emocional. Los días se hacen interminables cuando no tienes una ocupación. Por ello, es una buena solución temporal la de hacer cursos de formación cuando se está en desempleo para poder tener ilusiones a corto plazo y conocer gente que está en las mismas circunstancias.

El 2012 trae una nueva etapa. Una etapa que se traduce en una historia diferente para cada persona. Por ello, intenta apostar por tu suerte desde inicios del mes de enero, organiza un plan activo de búsqueda de trabajo, busca ofertas en las bolsas de trabajo online, consulta la sección de empleo de los periódicos, ten constancia y no te des por vencido hasta que logres tu objetivo: tener un empleo.

Se trata de un sueño alcanzable pero para ello, debes motivarte gracias al ejemplo de aquellas personas que ya han tenido esa suerte. Una suerte que es fruto de estar en el lugar adecuado, en el momento exacto, y también, de trabajar tu propio destino con un plan de acción adecuado.

También te puede interesar:
El papel de los psicólogos ante el estrés laboral

Imagen: Psicología La Guía 2000