Ya sea que tengas una empresa grande o una pequeña, en todas ellas hay una serie de riesgos o de peligros que ponen en juego la vida de los trabajadores o la tuya propia a distintos niveles (desde cortes, rozaduras, torcimientos, etc. hasta problemas más serios). Esto hace que uno tenga que plantearse algunas medidas para evitar accidentes del trabajo, la llamada evaluación de los riesgos.

Evaluar los riesgos normalmente es hecho por un experto que sepa del tema (no es lo mismo que lo hagas sin titulación a que lo hagas con ella). Además, la evaluación dependerá de la empresa donde estemos pero, a grosso modo, te diré que en casi todas las empresas tendrías como riesgo las caídas al mismo o diferente nivel, es decir, resbalones, caídas por las escaleras o por sitios elevados, etc.

La evaluación de los riesgos te permite muchas veces evitar el accidente antes incluso de que se produzca y, si lo hace, que éste sea en menor grado a como se podría dar si no se toman las medidas apropiadas.

Toda empresa ha de mantener un mínimo de seguridad para sus trabajadores y has de tenerlo en cuenta a la hora de dedicar cierto importe de la empresa a prevenir los riesgos de la empresa. De hecho, las empresas pueden tener un sistema de prevención de riesgos interno (con una o un grupo de personas dedicadas a esta tarea) o bien un sistema externo contratando a una empresa que vigile la seguridad y prevención por ti.

En ambos casos hay ventajas e inconvenientes pero la seguridad de tus trabajadores ha de ser lo más importante (y ten en cuenta que si no aseguras a tus trabajadores y éstos tienen un accidente el principal responsable de ello eres tú).

También te puede interesar:
Créditos para empresas en Cataluña