bridge

El gobierno planea un segundo fondo local para el 2010 que suceda al actualmente en vigor en casi todos los ayuntamientos de este buen país. El plan presente ha servido como árnica para el desempleo pero poca herencia dejará tras de sí salvo calles bien adecentadas y alguna que otra obra de buen ver.

El nuevo plan parece ser lo que debió ser el primero, es decir, una verdadera inversión y no un gasto paliativo. Contará con 8.000 millones y estará dirijido a actuaciones tecnológicas, medioambientales y sociales por lo que es de esperar que, en efecto, dejará más legado.

Es cierto que esos fondos podrían destinarse a otras cosas pero no me parece mal que se actúe en lo que hace falta y es que los ayuntamientos han perdido la época de bonanza para invertir y sólo han gastado cuando no despilfarrado echándose a faltar en muchos lugares unas adecuadas políticas energéticas, tecnológicas o de gestión de residuos.

Quizá tengamos una pequeña base en la que empezar a plantar los brotes verdes ya que no salen solos.

Foto alex e.proimos