Luego de la demanda de la firma Orange al gigante buscador de Internet por una violación a sus derechos de autor, el juzgado norteamericano que se está haciendo cargo del juicio determinó que, finalmente, Google infringió aspectos relacionados al lenguaje de programación Java de Oracle Corp., en el desarrollo mismo de su sistema operativo Android.

Igualmente, aún resta saber si la actividad de Google puede considerarse dentro del uso justo contemplado por la ley, algo que el mismo tribunal deberá fallar, una vez que se hayan realizado las investigaciones correspondientes del caso al respecto del uso de Java y si ello debe ser compensado económicamente por el buscador, algo que por el momento, se ve poco factible.

El hecho es que aunque este caso no ha tomado aún demasiada trascendencia, de acuerdo a las próximas especificaciones del tribunal, el mismo podría afectar al futuro de Android, el SO móvil de Google, e incluso motivar una dura sanción contra Google. Esto sucedería efectivamente si el jurado determina que en el uso de Java también se realizó una violación a los derechos de autor de Orange.

Más allá de esto, los mismos abogados de Google manifestaron en las últimas horas que esperan que en caso de que el juzgado determine nuevamente culpable al buscador, demuestre con las pruebas contundentes y eficientes que existe esa violación en el apartado de Java. Según ellos, no habrá modo en el que puedan encontrar cosas que ni sus propios ingenieros han detectado.

Por el lado de Orange, este nuevo veredicto revista una importancia fundamental, ya que la compañía solicitó una compensación de 6.100 millones de dólares, y aunque constantemente la justicia ha ido descartando parte de sus reclamaciones por vulneración de patentes, la violación sobre los derechos de Java es uno de los aspectos más importantes del litigio, y le podrían asegurar un buen ingreso económico después de todo.