Este mes de febrero está resultando bastante pródigo en noticias y acontecimientos nacionales e internacionales. En España continuamos con el ventilador político, cada mañana nos desayunamos con alguna novedad en los asuntos tenebrosos de la corrupción política así como el recurso al espionaje político al más viejo estilo de la clásica novela negra y del thriller político, seguro que superamos el famoso caso Watergate americano, Si Vázquez Montalbán resucitara, rápidamente pondría a trabajar a   su inefable detective privado Pepe Carvallo. En fin dejemos que vaya circulando ese material líquido e inmundicia de aromas fétidos, que circula por las tuberías de los bajos fondos de la política española. Como he dicho en otro medio, nos estamos jugando nuestro futuro como país, nuestra imagen de marca España está notablemente devaluado.

Así anda también el concierto o más bien desconcierto de las monedas, algo devaluado. Y como si de un nuevo guión de George Lucas se tratara, Skywalker reaparece tratando de apaciguar los vaivenes y arreones en el  que el dólar, euro, yen , franco suizo, yuan /remimbi chinos, se  encuentran en alguna de las galaxias interrmonetarias todas ellas pujando en los mercados monetario y financieros, tratando de debilitar al adversario arrinconándolo y derribándolo, en este tablero de la globalización, y de esto sabe mucho el gran filántropo húngaro-norteamericano George Soros, que de vez en cuando se deja caer algunos consejos para navegantes en el Financial Times.

starwars

Una de las noticias más impactantes ha sido la repercusión que han tenido en la sociedad internacional lo acaecido en el espacio y finalmente en el planeta Tierra. Me estoy refiriendo, como habréis deducido, al estallido de un meteorito en Rusia, causando más de 500 heridos e importantes destrozos en edificios próximos al impacto del asteroide. Según comunicó la Academia de Ciencias Rusa, “un meteorito de una 10 toneladas entró en la atmosfera celeste con una velocidad de entre 15 y 20 Kilómetros por segundo, estallando a una gran altura  y evaporándose en su mayor parte, llegando los fragmentos al suelo, a una distancia de un kilómetro de la ciudad de Cherbakul, en Rusia.

Y una horas después nos amenazaba el asteroide 2012 DA14, que cumplía fielmente su visita puntualmente, este no llegó a causar ningún daño pero sí que produjo alguna sensación de pánico y de incertidumbre. Al final el asteroide pasó tan cerca de la Tierra como habían calculado los científicos de la NASA, a unos 27.700 kilómetros, los mismos científicos informan  que este meteorito es mayor que aquel que provocó el suceso de de Tunguska en 1908, un objeto celeste estalló en la atmosfera sobre una región deshabitada siberiana quedando abatidos 1.200 kilómetros cuadrados de bosque. Al hilo de esta información, el primer ministro Dimitri Medvedev, que se encontraba en Moscú precisamente en la reunión del G-20  dijo que esto “es la prueba que no sólo la economía es vulnerable, sino que lo es también el planeta entero”. Por todo ello, aunque la declaración final de la reunión en Moscú ha sido unánime y muy consensuada en el sentido de no declarar una guerra internacional de divisas, es probable que , de forma inexorable y egoísta vamos a asistir a una violenta lucha por la hegemonía de la tarta financiera mundial, la recesión y la globalización obligan a este tipo de actuaciones con el fin de atraer capitales a su terreno, amenazando la estabilidad económica mundial, lo que esperamos es que Europa sea fuerte y se mantenga unida y muy cohesionada para evitar una catástrofe financiera que ponga al euro en la picota.

asterroide II

Que disfruten con la entrega de los Premios Goya 2013 esta noche, pero sobre todo vayan al cine y vean cualquiera de estas películas, es una buena terapia y estarán protegidos de la caída de algún repentino meteorito o del ataque cibernético contra el euro. Que los dioses nos protejan.