baby.jpgEl Senado aprobará de una buena vez el proyecto, por el cual se otorga una ayuda adicional de 2.500 euros por cada nacimiento o adopción de un hijo.

La medida, impulsada por el ministro de Trabajo Jesús Caldera, ha recibido muchas críticas por ser una estrategia electoral y no una verdadera política de apoyo familiar.

La ayuda, conocida como “cheque bebe” consiste en 2.500 euros por vástago, pudiéndose incrementar en 1.000 euros en caso de familias numerosas, monoparentales o si la madre es discapacitada.

Podrán acceder al cheque aquellos que hayan tenido o adoptado un hijo luego del 1 de julio de este año.

Como complemento a la ayuda económica se crearán unas 40.000 nuevas plazas para niños en guarderías de 0 a 3 años.

En lo personal considero que ambas iniciativas, tanto el cheque como las plazas en guarderías son buenas a pesar de que evidentemente coincido en que es una maniobra electoral.

Compartir
Artículo anteriorMarcas y gritos
Artículo siguienteEl primer vino sin alcohol de España
Abogado, redactor/guionista y bloggero, escritor y lector de lo relacionado a Educación Financiera y finanzas personales, un ahorrador nato que desea compartir sus experiencias positivas a través del Internet, y al que también le gustan los videojuegos, y pasar el rato con un buen rock en español