Hay ocasiones en las que a una determinada empresa le puede interesar organizar un evento, ya sea para darse a conocer o bien para poner en contacto a empresas y personas que se mueven en el mismo campo. El problema es que no siempre se sabe por donde empezar en la organización, un aspecto clave para que todo salga a pedir de boca y los asistentes se queden con ganas de repetir. En el caso de que te encuentres en esta tesitura, hoy os traemos algunas ideas que podéis utilizar para organizar ese evento que tenéis en mente.

Tener claro el propósito del evento

Lo primero de todo será tener claro cual será el objetivo del evento. Puede ser una simple jornada para dar a conocer un nuevo producto o una reunión informal de negocio con potenciales clientes. Esto te ayudará a definir las actividades que se llevarán a cabo durante ese evento.

También es importante tener una idea de tu público objetivo para que te ayude a mantener enfocada las metas específicas y evitar que el objetivo del evento se pierda por el camino.

Información sobre el evento

Otra de las cosas que no podemos olvidarnos a la hora de organizar un evento es todo lo relacionado con la información sobre el evento como puede ser cartelería, folletos, merchandising o incluso collage en fotos con los productos, servicios o temas que se tratarán durante el evento.

Lista de tareas

La siguiente recomendación a la hora de organizar un evento es realizar una lista de tareas para no dejar nada a la improvisación. Su gran ventaja es que a la hora de organizar el evento te ayudará a tener un control sobre las cosas que están hechas o que están pendientes de realizar. Algunas cosas que deberían aparecer en esta lista son:

  • Elegir el sitio donde se celebrará el evento
  • Proveedor de bebidas
  • Conexión WiFi
  • Sonido
  • Ponentes
  • Iluminación
También te puede interesar:
D´Arte Coaching

Establecer el presupuesto

Una de las claves principales para alcanzar el éxito a la hora de organizar un evento, es estirar al máximo el presupuesto del que se dispone. Siempre se puede apostar por la búsqueda de patrocinadores que colaboren económicamente a cambio de aparecer en la publicidad relacionada con esta celebración. El problema es que esto solo será posible si se trata de un evento de interés para el público.

Aunque hemos hablado de ahorrar en costes, sí que hay que tener cuidado de que la calidad no se vea afectada. Busca personas voluntarias que os ayuden durante la celebración del evento.

Plan B

Nunca está de más que se tenga preparado un plan alternativo en el caso que pueda surgir algún problema durante la celebración del evento. Gracias a este plan B, se evitará pasar un mal trago delante de todos los asistentes. A la hora de preparar un plan alternativo, es necesario tener en cuenta cualquier situación a la que nos tengamos que enfrentar.

Ofrecer un regalo

Por último, y no menos importante, suele ser habitual que en cualquier evento se obsequie a los asistentes con algún pequeño regalo. Busca algo original que llame la atención de los presentes y que les permita recordar lo vivido durante ese evento.

Seguro que a vosotros se os ocurren algunas otras ideas que son perfectas para garantizar un evento exitoso, además de las que hemos comentado. Solo es necesario aplicarlas con cabeza para que todo sea un éxito.