unicef.jpegMuchos son los que claman contra las medidas que promueven de manera positiva la igualdad de géneros a todos los niveles bajo la excusa, a mi modo de ver, que no hay que mirar el carnet de identidad de las personas para que los más capacitados triunfen. La evolución de estas medidas ha demostrado su efectividad al remover las barreras no explícitas que impiden llegar a ciertos puestos, ya sea de renta o directivos, a quienes parten en desventaja.

Me llama la atención las conclusiones del informe de Unicef titulado Estado Mundial de la Infancia 2007 en el que se asegura, entre muchas otras cosas, que si las mujeres tuvieran un mayor grado de decisión en los hogares habría 15 millones menos de niños desnutridos en Asia y África subsahariana puesto que las madres destinarían mayores recursos a la alimentación de sus hijos que los hombres.

Siendo este dato significativo no lo es menos que en muchos países son las mujeres parlamentarias las que han impulsado en mayor medida las leyes a favor de la salud y la educación infantil. Es un estudio para hacernos pensar.

Enlace: cadenaser.com.