bolsa.jpegPor lo menos es lo que asegura Caja Madrid pronosticando que en el ejercicio que viene se producirá un freno en la evolución del índice bursátil español. Convencen las razones que se exponen en el estudio como son que tarde o temprano se acabará la gran liquidez que ha desembocado en la bolsa y también que se moderarán los beneficios empresariales, no sé si habrán tenido en cuenta la reforma fiscal que disminuirá en 2,5 puntos el impuesto de sociedades para el ejercicio que estamos a punto de empezar aunque es de suponer que sí.

No obstante, el índice seguirá subiendo hasta situarse en el entorno de los 14.570 puntos, es decir, creciendo un 3,5%. Aquellos fondos referenciados al Ibex, por tanto, obtendrán rentabilidades en 2007, dato tranquilizador, que quizá compensen la inflación “realista” (que no real) que se puede producir para ese mismo periodo económico, dato menos tranquilizador si queremos ganar con la bolsa.

No deja de ser una previsión pero hay que irlas teniendo en cuenta para invertir o desinvertir con razones de peso.

Enlace: Expansión.