Interpretando la nueva Ley de Vivienda: respuestas a tus preguntas más frecuentes

La recientemente implementada Ley de Vivienda, que entró en vigor el pasado 26 de mayo, ha generado un gran interés y también algunas confusiones. En este artículo, Carlos de la Sierra, abogado en reclamador.es, responde a algunas de las preguntas más frecuentes que ha recibido a través de las redes sociales y el canal de atención al cliente de la compañía.

¿En qué consiste la Ley de Vivienda?

La Ley de Vivienda establece medidas con el objetivo de aumentar la oferta de viviendas asequibles y evitar tensiones en el mercado de alquiler. Además, se busca apoyar a jóvenes y colectivos vulnerables en el acceso a la vivienda. Sin embargo, esta ley no está exenta de polémica y ha sido criticada por el sector inmobiliario privado.

No, no es legal. La Ley de Vivienda ha modificado la Ley de Arrendamientos Urbanos, estableciendo que los gastos de gestión inmobiliaria y formalización del contrato son responsabilidad del arrendador, no del inquilino. Si una inmobiliaria trata de forzar al inquilino a pagar estos gastos, se recomienda que se conserve evidencia de dicho pago para posteriormente reclamar su devolución.

¿Mi casero no puede subirme el precio con la nueva ley?

No es del todo correcto. La nueva ley limita la actualización de precios para evitar subidas muy acusadas de los precios del alquiler. Sin embargo, estos límites se establecen como máximos en ausencia de pacto entre las partes, no son obligatorios.

¿La ley aplica en Madrid?

Sí, la ley se aplica en todas las comunidades. Además, en áreas en las que el pago del alquiler supone un gran esfuerzo económico para los inquilinos, las Comunidades pueden solicitar la calificación de zona tensionada.

¿Cómo afecta la ley si soy propietaria y tengo alquilada una vivienda a estudiantes?

Existen varias formas en las que esta ley podría afectarte. Se aplica una limitación a los precios y también hay incentivos fiscales para los propietarios, especialmente en las zonas tensionadas.

¿Por qué no se aplica la ley también al alquiler de habitaciones?

El alquiler de habitaciones no está protegido por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y se rige por el Código Civil. Los contratos se establecen a voluntad de las partes y carecen de contenido legal mínimo.

Últimos artículos

Scroll al inicio