A pesar de que afirma que uno de cada cuatro jóvenes españoles es su cliente, La Caixa pretende potenciar más esta cifra lanzando una campaña en la cual suprimirá las las comisiones de mantenimiento en las tarjetas, en las Libretas Joven y en las cuentas corrientes.L

Además se mantienen la exención de comisiones en la compra de entradas de ServiCaixa para todos los miembros del programa LKXA.

Todo esto beneficiará a más de un millón de clientes (jóvenes menores de 25 años) y pretende captar más aún. Y es que el paquete combina una oferta financiera (tarjetas, libretas, préstamos y otros productos en condiciones preferentes) y una oferta no financiera (descuentos de hasta el 50% en viajes, transportes y carburantes, tiendas de ropa, cursos de idiomas, eventos deportivos, cine, teatro y recargas gratuitas de móviles, entre otras prestaciones) que son por demás tentadoras.