Calconut es una empresa que se dedica al sector de los frutos secos a nivel internacional. Desde hace años, lidera el comercio gastronómico dentro de su mercado y solo este año, prevé terminar 2019 con un crecimiento de su facturación del 7%, comparado con el pasado año. Esto se traduce en unos ingresos de 137 millones de euros, cuando hace solo 10 años, sus ingresos fueron de 8,5 millones. La empresa, puntera del sector, conserva su crecimiento continuado desde hace varios ejercicios. Estos datos van acorde con el rumbo de la industria de los frutos secos, la cual cerrrará el año por encima del 9%, según los últimos estudios.

A lo largo de los años, el sector ha experimentado una evolución muy positiva, logrando posicionarse como un mercado de alimentos saludables y normalizando su presencia en la cesta de la compra, en especial con almendras y nueces como productos estrellas, y con las pasas ganando cada vez mayor cuota.

En este sentido, Calconut, una de las compañías más innovadoras y dinámicas del sector desde su creación en 2005, ha liderado la tendencia hacia la diversificación que marcaba el mercado. De hecho, la compañía se ha consolidado no solo por el procesado y elaboración de la almendra, sino que su gran desarrollo se corresponde también con la incorporación de otros frutos secos, fruta deshidratada, especias y, en 2020, los conocidos superalimentos.

Este espíritu emprendedor se aprecia ya en sus orígenes familiares, cuando Juan Peregrín Peregrín en 1925, al ver la pujanza del sector del turrón en Jijona, comenzó a comprar pequeñas cantidades de almendras a los agricultores de la zona y empezó a suministrar almendras a las empresas turroneras. Tras la Guerra Civil, dio nuevas muestras de su visión al comprar la primera máquina construida en España para descascarar almendra. Gracias a su uso, el negocio experimentó un notable crecimiento, con 15 trabajadores en nómina.

También te puede interesar:
Las redes sociales, el mejor camino hacia el empleo

En la actualidad, la compañía mantiene vivo ese afán innovador y, por ello, creó un equipo de I+D+i que trabaja continuamente para ampliar la gama de productos con el objetivo de adelantarse a las nuevas necesidades de los consumidores con propuestas innovadoras, que mejoran su oferta e impulsan la evolución de la empresa.

Gracias a estas iniciativas, Calconut ha experimentado un gran crecimiento desde su creación bajo esta nueva denominación en 2005. Así, la compañía ha pasado de transportar 134 contenedores en 2012 a los 1.380 que gestiona hoy día, lo que supone un movimiento de casi 30.000 toneladas de producto. Igualmente, ilustrativo es el número de empleados, que ha pasado de las tres personas que había en plantilla en 2009 a las 71 que forman su equipo en la actualidad. Además, con la apertura de la fábrica en Mutxamel (Alicante), la empresa prevé duplicar esta cifra.

El éxito de la compañía, pues, radica tanto en su amplio conocimiento por sus más de 94 años en el sector, atendiendo a unas raíces familiares que le han permitido atesorar una valiosa experiencia, como a su carácter innovador, capaz de incorporar productos, servicios o métodos de trabajo novedosos, como el hecho de haber convertido el obstáculo que supone el mar en una baza a su favor al usarlo como almacén. Su ecommerce, acerca al consumidor toda su gama de producto y ofrece entrega en la Península en 24 horas.

En este sentido, Calconut continúa abriendo nuevas vías para facilitar el proceso de compra al consumidor final, con acciones que abarcan desde la próxima apertura de su primer ecommerce en Perú, asegurar los procesos de blockchain o aplicar nuevas tecnologías como la realidad virtual hasta, incluso, la creación de una nueva marca.