Basado en informes que hablan de un consumo sostenido en los hogares estadounidenses, lo que evidenciaría una actividad económica en expansión, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) ha decidido mantener los tipos de interés en el 2%, su valor más bajo desde noviembre del 2004.

Un anuncio que da fin a los agresivos recortes que se viene sucediendo desde noviembre del año pasado (ya sumaban 7), hasta alcanzar una rebaja de 3,25 puntos porcentuales en lo que va del año.

Sin embargo (con la FED siempre hay un “sin embargo”) la FOMC señala que siguen ahí la debilitación del mercado laboral, un sistema financiero sometido a grandes presiones que seguirá endureciendo las condiciones del crédito, una depresión del mercado de la vivienda y subas en los energéticos. Factores que limitarán notablemente el crecimiento en los próximos trimestres. O: sí, nos despertamos y la crisis sigue ahí.

La FOMC advierte, también, sobre la incertidumbre que pesa sobre los futuros valores de la inflación, aunque espera que esta resolución de mantener bajo el precio del dinero aporte un respiro y liquidez al sistema financiero norteamericano, que tanto nos viene pesando.

Fuente | Negocios.com