La importancia de la digitalización de las facturas para las empresas

Vivimos en una sociedad que va cambiando a un ritmo vertiginoso. Parte de la culpa de estos cambios tiene que ver con los avances tecnológicos, unos avances que están pensados para agilizar todo tipo de procesos y ofrecer mejores servicios. Es el caso de la digitalización de las facturas por parte de las empresas, un proceso cada vez más demandado debido a las muchas ventajas y beneficios que ofrece.

Diferencia entre una factura digital y una tradicional

Todo el mundo estamos cansados de manejar facturas pero en muchos casos desconocemos como son generadas. En el caso de las facturas tradicionales estas se van creando mediante la inserción de datos en su software desarrollado para tal fin. Una vez generada la factura, es necesario imprimirlas y enviarlas por correo, o bien entregarlas en mano, al destinatario. El problema es cuando se detecta algún error en la mimas, ya que para solucionarlo es necesario tener que volver a entrar al software, realizar la modificación y tener que volver a entregarla al cliente. Como se puede ver, se trata de un proceso peliagudo y que se puede alargar en el tiempo.

En el caso de las facturas digitalizadas, estas se crearán de forma automáticas y con menor probabilidad de errores al extraer los datos de las fuentes correctas. Una vez generada, esta se enviará de forma electrónica al cliente, quien podrá ser avisado de su llegada, un envío que se puede decir que es casi instantáneo. De todas formas si quieres más información, clique aquí para conocer más sobre las facturas digitales.

Beneficios Digitalización de Facturas

Como sabemos que aún son mucha las personas reticentes para empezar a utilizar la digitalización de las facturas, queremos compartir a continuación con vosotros algunos de los principales beneficios que pueden ofrecer a las empresas y autónomos.

Ahorro de tiempo

Uno de los grandes beneficios de la digitalización de las facturas es el importante ahorro de tiempo que esto puede suponer para las empresas ya que no será necesario tener que ordenarlas y archivarlas. Además, al estar en la nube, se puede acceder a ellas en cualquier momento y lugar en el que nos encontremos.

Mejora de la seguridad

Al tener digitalizadas todas las facturas, el riesgo de perder alguna o de no encontrarla se reduce al mínimo. Además, la mayoría de los programas que ofrecen esta digitalización, suelen trabajar en la nube, lo que aumenta aún más su seguridad.

Necesita menos espacio

Gracias a las facturas digitales, se reduce considerablemente el espacio físico necesario para almacenarlas. Ya no será necesario tener grandes armarios donde guardar las facturas. Además, localizar una factura de hace algún tiempo, será mucho más fácil si está digitalizada que si no lo está.

Aumenta la productividad

El departamento encargado de la gestión de las facturas verá mejorada su productividad ya que no tendrán que dedicar tiempo a ordenar y almacenar esas facturas. Ese tiempo puede ser utilizado para otras tareas más provechosas para el negocio.

Por todo lo que hemos comentado, la digitalización de las facturas es un proceso que pensamos que es muy necesario para cualquier negocio. La clave está en dar con la empresa que te proporcione el software adecuado que mejor se adapte a tus necesidades.

Ir arriba