La industria automotriz española pide un rescate

tatananomini.jpg1.000 euros por coche a lo largo de un año, ese es el plan de choque.  La Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones pide sin rodeos la ayuda del Gobierno ante previsiones que sitúan la caída de sus ventas en un 23% a lo largo del 2009.

Inspirada en los planes de incentivos dispuestos para la industria del motor en Francia (1.000 euros) y Alemania (2.500 euros) , la medida exigida por el ramo es adicional al Plan VIVE (Vehículo Innovador, Vehículo Ecológico), una línea de créditos blandos para el recambio de automóviles de entre 5 y 10 años de uso por unidades de bajo impacto ambiental.

Ante una disminución en la compra de vehículos de más de un millón de unidades, se corre el riesgo de que las compañías busquen otros mercados más atractivos para instalar sus plantas y distribuidoras, aumentando aún más la destrucción del empleo automotriz (que ya suma más de 10.000 personas).

La medida de los 1.000 euros por vehículo es parte de un Plan Integral de Automoción que Ganvam (la organización de vendedores), Aniacam (la de importadores) y Sernauto (la de proveedores) han remitido al Gobierno, y que incluye la creación de créditos ICO, eliminación de obligaciones fiscales y un proyecto para impulsar la venta de automóviles industriales.

Fuente | El Economista

Ir arriba