-

La jubilación de un trabajo intelectual




La jubilación de un trabajo intelectual

La verdad es que trabajar en según qué sectores implica mayor esfuerzo físico que en otros. De este modo, con el progresivo desgaste de la edad, es normal, por ejemplo, que un cocinero o un albañil estén deseando jubilarse para poder descansar y disfrutar de la vida en todos los niveles. Sin embargo, existen otro tipo de empleos más vinculados con lo intelectual que muestran una especie de dependencia sana de esa profesión. Dependencia significa que el trabajo intelectual se ha convertido en una forma de expresión y de realización vital.

La jubilación de un trabajo intelectual es más difícil, por ello, en realiadad, un profesor de universidad no desconecta nunca al cien por cien de su mundo. Sigue leyendo libros, sigue escribiendo artículos, y por supuesto, sigue en contacto con otros compañeros de profesión porque eso le da vida.

Además, este tipo de hábito mental es excelente para mantener la ilusión por el presente y las ganas de vivir al máximo y al cien por cien. Ahora que muchas personas disfrutan de sus vacaciones de verano, es buen momento para disfrutar en general de placeres intelectuales tan excelentes como leer un libro, escribir un diario o descansar.

Imagen: Las vamos a chorrear


También te puede interesar:
Disponibilidad para trabajar

Lo último...