-

La roboconmutación, los avatares de los trabajadores van a la oficina




Robot
Anybots es una compañía norteamericana de desarrollo de aplicaciones tecnológicas para las empresas que está intentando introducir en el mercado norteamericano uno de sus productos estrella.

 Un robot con una vaga apariencia humana que quiere que se convierta en un apoyo para la telepresencia de los trabajadores en sus puestos de trabajo.

Es un ejemplo de la llamada roboconmutación, una mala traducción del inglés, que yo considero simplemente crear avatares de los trabajadores.

A ver si lo explico. Anybots plantea que las empresas puedan multiplicar la presencia de sus directivos en reuniones simultáneas en diferentes lugares.

Se me ocurre, por ejemplo, que el humanoide pueda dar conferencias al mismo tiempo en lugares geográficamente distantes y que pueda interactuar mínimamente con los asistentes.

Proporcionarles información guardada en su memoria que puedan ellos mismos seleccionar, todo con la posibilidad añadida de la movilidad. Mucho más de lo que una pantalla plana de proyecciones puede ofrecer en una sala de juntas.

Y al revés, el robot permitiría que una persona situada en otro lugar pudiera seguir las evoluciones de una presentación en movimiento.

Esta solución es, en cualquier caso, una tendencia en el desarrollo de las capacidades laborales de la fuerza de trabajo de las empresas del futuro. La idea no es nueva, en 1980, la revista norteamericana Omni Magazine, especializada en ciencia y ciencia ficción, ya publicaba un manifiesto en el que pedía una respuesta tecnológica para las empresas en la línea de la roboconmutación.

Creo que un mundo de relaciones empresariales globales demanda soluciones de comunicación humanizadas. La roboconmutación, en cualquier formato, es una necesidad en esa dirección.

Sobre el avatar de Anybots están interesadas ahora mìsmo cinco firmas norteamericanas que quieren incorporar el robot a sus filas, según la misma empresa.

Por cierto, el ingenio de Anybots cuesta alrededor de 12.000 euros la unidad y a mí se me parece vagamente a C3PO el personaje animado de la Guerra de las Galaxias.

La roboconmutación, los avatares de los trabajadores van a la oficina.


Lo último...