Los beneficios resultantes de las sinergias entre ONG y empresas son numerosos y de gran interés para los futuros gerentes. Por este motivo, la ONG Cáritasha llevado a cabo recientemente la organización de una mesa redonda en las instalaciones de la escuela de negocios TBS Barcelona con el tema «Mejores prácticas en Responsabilidad Social Corporativa».

La supervisora de recursos humanos del Hotel Arts, Sofía Kiguel, el director ejecutivo de Alfa Consulting, Ignacio Guerra, y el voluntario de la ONG CáritasFrancisco Torrascompartieron con los estudiantes de TBS su política de colaboración, así como algunas de sus mejores prácticas y los beneficios que éstas les han reportado.

TBS Barcelona está adscrita al programa de Cáritas «Universidades con un corazón», cuyo objetivo es promover el desarrollo del bienestar social y los valores éticos en las universidades por medio de conferencias y otras actividades de sensibilización.

Bueno para la sociedad y bueno para los negocios

Ambos expertos en negocios explicaron a los estudiantes de TBS la creciente importancia  que tiene la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en una empresa en el contexto actual. «Cada vez hay más clientes que buscan empresas ecológicas y socialmente responsables, por lo que un buen programa de RSC no solo es importante para la ética sino también para los negocios», afirmó Sofía Kiguel.

Por su parte, Ignacio Guerra expuso también algunos de los resultados positivos que Alfa Consulting ha obtenido desde que comenzó a invertir en su vertiente social: «De repente, nos percibieron como una consultoría más comprometida y humana y, por lo tanto, estábamos más cerca de nuestros clientes».

Hoy en día, más de 800 empleados del Hotel Artsparticipan como voluntarios en actividades de carácter altruista. Por otro lado, el 2% de los ingresos totales de Alfa Consulting son destinados a la rama social de la compañía, Alfa Solidària.

También te puede interesar:
Qué bonito suena

Escoger acciones sociales que tengan sentido para la empresa

Dada la gran cantidad y diversidad de acciones entre las que pueden elegir las empresas para potenciar su vertiente social, Ignacio Guerra sugirió enfocarse en aquellas que están más alineadas con la marca de la organización. Así, el director ejecutivo explicó que «tener un impacto positivo en la sociedad al mismo tiempo que mantener el enfoque en su empresa realmente vale la pena”. De esta forma, el objetivo es lograr cierta coherencia entre los objetivos de la empresa y las prácticas sociales en las que se participa.

Hotel Arts, propiedad de Ritz-Carter, está en esta misma línea. “Todos los hoteles Ritz-Carter siguen el mismo plan coherente de RSC. Somos conscientes de que los hoteles tienen una de las huellas de carbono más grandes en relación con el resto de sectores económicos, por lo que una de las acciones sociales a la que dedicamos la mayor parte de nuestros esfuerzos son los programas de reciclaje y los días de limpieza”, concluyó Sofía Kiguel.